martes, 13 de junio de 2017

La búsqueda III

Aquellas letras escritas en una hoja arrancada de un cuaderno de anillas espirales, tenían una caligrafía tan bella que podía decirse que era una obra de arte. Si bien, le había dejado sorprendido, descolocado, pero sobre todo, habían abierto una herida que ya creía cicatrizada. ¿Quien le conocía así? ¿Quien tenía esos sentimientos hacia él? ¿Quien le llamaba a gritos en los silencios de cada noche?. Su cabeza intentaba hilar cualquier resquicio de todas esas mujeres que pasaron por  su vida, por su cama, pero al final sus pensamientos le llevaban a ella. A esa mujer que le partió el corazón en tantos pedazos como perseidas en una noche de agosto. 

Pero ella no podía ser. Ella era un alma libre, una mujer sin ataduras, sin compromisos, una mujer devoradora de experiencias, de vidas, de corazones. Y yo, sabiendo su "curriculum", caí en sus enredadas telarañas tejidas a la perfección como un insignificante insecto, que una vez pegado en ella ya sabe que será su fin.  

Esa noche no pudo dormir. En su cama revivió muchas de las noches que compartió con ella. Y en ese trance en el que los sueños se apoderan del alma de cada uno, volvió a hacer el amor. Y ella le volvió a jurar amor eterno...

El sábado estaba transcurriendo con normalidad. Aunque no había dormido mucho, se levantó temprano para hacer un poco de deporte. Paso también por el huerto para recolectar algunas hortalizas, unos tomates, pepinos, algún cebollino y unas lechugas rizadas, y antes de subir a la habitación, dejo las verduras sobre la encimera de la cocina. Entro en su cuarto o en su celda donde se recluye, se duchó, y una vez seco se tumbo en la cama aún deshecha donde volvió a leer la carta que ayer, en la radio, le había vuelto a castigar su corazón.  

Curtir un corazón dicen que es cosa de tiempo, pero el suyo estaba aún sujeto entre alfileres, con cinta adhesiva, como las grapas que unen las partes rotas de un folio de manera liviana, y si no lo sujetas con suavidad  se vuelven a desunir. Había trabajado para que las heridas cicatrizasen. Pero el corazón no entiende de tiempo, ni de razón, ni de terapias. El corazón palpita como quiere y con quien quiere. Y tuvo que ser una carta, esa carta precisamente la que le hiciera revivir situaciones que deberían de estar enterradas, o en su defecto, superadas. 

Se vistió. Un pantalón vaquero, una camisa floreada, unos náuticos azules, algo de perfume, era lo que había elegido para afrontar su nuevo plan. Bajó  hacia el garaje para coger su motocicleta con la intención de dirigirse a la oficina de correos.


En su mente estaba el indagar la procedencia de la carta aún sabiendo que no tenía remite, y con un sello de esos de empresa que tienen el franqueo pagado, pensó que podrían decirle qué empresa era la titular de dicho franqueo y sus posibles delegaciones o sucursales. Además, sabía perfectamente que las cartas dejan un residuo informático en la oficina central provincial de la procedencia. Era hora de sacar sus encantos masculinos para que su amiga Natalia le facilitara esa información, aun sabiendo la debilidad de esta hacia el.  Además, el sueño húmedo de la noche anterior le habían despertado  un apetito sexual que llevaba dormido demasiado tiempo...

Continuará. 

34 comentarios:

  1. Un final sin final aún y calentito!!! Está genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssssssssssssss. Aunque tu no puedes participar por motivos obvios.

      Eliminar
  2. ¿Cuanto dices que falta para el siguiente?... Nunca pares de escribir hermano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la intención hermano. Seguiré hasta atrapar mi sueño. Un abrazo inmenso,

      Eliminar
  3. Letras que llegan para no permitir concluir capitulos en la vida y deja un final abierto para volver .....
    Buen trabajo no tardes en continuar

    ResponderEliminar
  4. Jo, mañana quiero la cuarta entrega. ¿Por qué nos dejas así? No dejes de escribir, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana no, pero prometo que muy pronto. Un beso compi

      Eliminar
  5. Pero el corazón no entiende de tiempo, ni de razón, ni de terapia... Que bonito escribes, Juan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena Cris. Has resultado la ganadora del libro de Kate Danon, titulado "La joya de Meggernie". Estate atenta a mi facebook, o contacta conmigo a traves del correo electrónico anselmodeand@gmail.com.

      Un beso grande.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Juan!! Beso!!!

      Eliminar
  6. Tienes mucho talento, compañero...sigue cultivándolo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañera. Intento aprender día a día. Un beso grande

      Eliminar
  7. Me encanta!!!!! Me sigo quedando con ganas de más! !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quería amiga, siento mucho decirte esto, pero en eso consiste, en tenerte atrapada un poco de tiempo más. Pero llegará.... Un beso grande

      Eliminar
  8. Juan me ha encantado.. aunque siempre nos dejes con incertidumbre, esta genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi mejor forma para que me seáis fieles.... Un beso guapa

      Eliminar
  9. Engancha y cuando estás dentro de la historia termina el capítulo, cuenta un poco mássss, muy interesante el relato Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si lo hago todo de seguido, no podría retener vuestra atención. Un beso compi

      Eliminar
    2. Como me gustaría que no pasases de escribir, engancha un montón. Besos.

      Eliminar
    3. Hay que mantener la tensión.... Besos amiga

      Eliminar
  10. Me encanta!!quien seraaaaa....me dejas con ganas de masss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes peregrina que lo sabras. Lo único es que deberás esperar un poquito.... Un besote guapa

      Eliminar
  11. Muy bonito como todo lo que escribes amigo pero ... siempre hay un pero verdad, estas cojiendo una mala costumbre de dejarnos con la miel en los labios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será por que si no lo hago no sería yo. Con ganas de darte un abrazo de estos que hacen sonar las costillas, peregrino.

      Eliminar
  12. Mira q eres.. te gusta hacernos sufrir... su amiga Natalia le ayudará?? Descubrirá de donde y q empresa viene?? Pufff esto es peor q las series que nunca acaban.. por qué aquí enciendes nuestra imaginación y nos la dejas en pausa... ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto se desvelará dentro de poco.. Gracias por estar ahí guapa

      Eliminar
  13. Hermano, Natalia está de buen ver ?? Y la moto ?? De qué marca es ?? Ponte a escribir y deja las cañitas ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, Natalia es una Pibonazo. La moto una Harley, y las cañas las necesito para acabar la cuarta y quinta parte... Un abrazo

      Eliminar
  14. Escribe pronto más para no tenernos en ascuas. Sigue con tu sueño. Buen trabajo ����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me gusta hacerme de rogar un poco.... Pero beban más entregas de este relato, y de otros nuevos. Besos

      Eliminar
  15. Quiero la fecha de la siguiente entrada!!!!! Brutal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fecha esta por decidir quería amiga, pero un mes aproximadamente y con una entrada de por medio. Gracias por estar siempre mujer 11

      Eliminar

Tanto si te gusta como si no, déjame tu comentario. Me servirá para aprender.